La fragua restaurada recientemente, donde se fabricaban, terminaban o arreglaban las herraduras, las herramientas de trabajo de la tierra y pequeños utensilios.

El molino, al cual llegaba una cacera de agua desde el río Pirón para mover la gran rueda de piedra y así poder moler los cereales tanto para cosumo humano como para los animales.

Lugares de interés

La iglesia dedicada a Santo Domingo. Destaca su original espadaña de dos vanos que todavía conserva los canes de piedra sobre los que se instalaba la balconada que facilitaba el acceso al campanario. De su época románica conserva su ábside semicircular, en cuya cornisa puede verse una buena colección de canecillos. La portada de ingreso también es románica y en el interior de

la cabecera del templo se pueden ver unos arquillos ciegos con capiteles figurados. El templo se adorna con un retablo mayor barroco, realizado en 1672 por José Ferreras

El Rancho Alfaro a tan solo 5 km. fue construido por José de Alfaro, secretario de Fernando VI compró el terreno a la Comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia en 1748. En sus instalaciones se producía lana que era exportada a Francia, Gran Bretaña y los Países Bajos . Este esquileo tenía dos partes. Por un lado, unas instalaciones con un gran patio central donde se esquilaba a las ovejas y, al lado, otro edificio que era el lavadero como tal y que se abastecía con agua del río Pirón. Un sofisticado sistema para la época permitía sacar de este lugar la lana lista para vender gracias a los cuatro grandes charcones o embalses que tenía el recinto y que aún se conservan.

El agua era conducida a través de canales hasta una caldera situada en el horno del edificio principal. El esquileo-lavadero fue vendido antes de la Guerra de la Independencia

Actualmente se pueden identificar los restos de los cuatro charcones, parte del canal y la gran chimenea del horno..